Ley Seca: Más secos que legales

Hoy es jueves de ladies night y a la hora que escribo esto creo que aún estamos en el happy hour. O al menos esa era la tónica pre-pandemia. En fin que ahora pues estamos encerrados, algunos con hambre y para colmo sobrios, sí sobrios y eso no le está cayendo bien a más de uno.

La ley seca se instituyó hace tanto tiempo, como si el tiempo en está fase del existir humano tuviera aun significado, que ya no recuerdo cuando empezó. Desde ese momento para deleite de la moralina panameña, enemiga de la diversión que no involucre alabanzas y convulsiones mientras un señor te grita «fuera Satanás», y para desgracia de los bebedores sociales y hardcore pues no se puede tomar.

Es curioso como todo el mundo está polarizado por esto y es que el alcohol es un ingrediente preponderante en la vida social panameña. ¿Naces? Bebemos ¿Te gradúas? Bebemos ¿Mueres? Pues pasamos el luto bebiendo para ahogar las penas. Incluso tenemos cuatro días establecidos legalmente para alcoholizarnos como cosacos y salir en programas de humor caduco y decadente.

Es increíble como hay gente que se ha instituído en policía de la moral y las buenas costumbres, gente que no puede controlar su propia vida y quiere controlar la de los demás como si Dios le hubiese dado el mandato de velar por la familia, el decoro y el respeto a las sagradas escrituras.

También están los SJW (Guerreros de la Justicia Social) que, en su afán por mostrarse como las mejores personas en existencia, quieren ley seca ya que parece que en este mundo donde hay que tener «empatía» hay que pensar en las mujeres e hijas de aquellos que cuando toman le caen a vergazos a todo el mundo. Yo no me voy a poner a discutir el complicado ciclo del abuso doméstico pero digo yo, el que es abusador lo es hasta sobrio so mucho asidero, aparte de querer ser policía de la decencia, no tiene ese argumento.

Y en la otra esquina tenemos a gente que parece que no puede lidiar con cierta situaciones sin alcohol, que aunque tome poco o mucho necesita la cerveza como escape y articulo de primera necesidad. No se consideran alcohólicos y a simple vista no lo son pero cada vez que les pasa algo ahí va le bebida espirituosa por la garganta.

¿Yo que pinto aquí? Yo solo soy un «analista» a quién le importa un bledo si hay ley seca o no. Pero que le da risa que, mientras hay gente arriesgando su vida allá afuera en hospitales trabajando, gente en una cama boca abajo con un tubo metido en la tráquea y pendejetes aumentando la tasa de contagio porque no pueden aguantarse las ganas de salir pues es como extraño que todos estemos peleando tamaña ahuevazón, de repente se nos olvidó lo importante, pero hey desde mañana tómense una a mi salud…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s