La vida es un carnaval

Bueno hoy es un día agridulce para muchos de los que les gusta la rumba y la jodedera, hoy es el último día de carnaval, martes para ser más precisos y bueno aquí estamos. Yo por mi parte no carnavaleo, no es mi tradición la verdad y es que el jolgorio, el donaire y el esplendor de estas fiestas no es lo mío, aunado a que yo no tengo una vida social movida ni un grupo con el cual irme a Las Tablas o Aguadulce so las pocas veces que lo he hecho han sido básicamente family trips con mi Mamá y mis primos, cosa de la cual no me quejo pero tampoco me mata.

Sin embargo he visto en redes sociales una discusión bastante recurrente entre los contertulios electrónicos: ¿Es positivo el carnaval para Panamá? Muchos fuimos criados en ambientes cultos, en lo personal mi Mamá siempre nos alejó de las personas o familiares que vivían de la rumba y la tomadera, nos crió en un ambiente sano lejos de esas cosas, mi Papá es el ser más asocial del mundo al punto de que se escondía en el cuarto cuando venían las visitas.

A lo que quiero llegar es que muchas personas ven los carnavales como algo negativo porque no están acostumbrado a la vida de la rumba como una gran cantidad de panameños lo está, nunca les inculcaron ni vieron en su casa a sus padres borrachos hasta caerse y rara vez habían sido expuestos a un contexto donde las bebidas alcohólicas estuvieran presentes. Gente como yo o mi hermana, gente aburrida.

Eso es muy comprensible, para esa gente como nosotros no le hallamos la necesidad de cuatro días de «desenfreno» como nos inculcaron a nosotros, aprendimos a ver esas expresiones de la latinidad, tan fiestera y alegre como ella sola, como un símbolo de todo lo que debíamos rehuir. Mucha gente que rechaza los carnavales fueron niños de balcón o criados en ambientes estrictos.

Claro nunca falta el mequetrefe que se quiere hacer el santo y moralmente superior, ese que por lo general es un hipócrita y que en busca del like o el retweet expresa su odio por los carnavales sin pensar que cada quién es libre de divertirse como pueda y que la mayoría de aquellos que no nos gusta o no compartimos el carnaval, hacemos otras cosas o aprovechamos para descansar o gozar nuestras aficiones de otra forma, en silencio y sin joder a nadie.

También está lo de las parejas y ese es un tema que siempre sale, están las parejas carnavaleras y aquella donde uno de los dos no les gusta y la otra persona o se va o se queda en tierra para no importunar a su amorcito. Personalmente es decisión de cada quién y ya vi en twitter gente que se tomó una declaraciones de forma personal y convirtieron una pequeñez en escándalo. AHORA, si ya la vaina es con chantaje y coerción mejor es cortar palito, pero al final son decisiones y cada quién es libre de pasar estos cuatro días como les de la gana.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s